Se encuentra usted aquí

Programa Centro en Investigaciones Biomédicas y Aplicadas busca consolidar su excelencia en biomedicina

Creado en julio de 2015 a solicitud de un grupo de académicos de la Escuela de Medicina, el Programa Cibap surge con el objetivo de generar investigación de excelencia en áreas de interés nacional e internacional como el campo de la biomedicina. Actualmente, la unidad ha robustecido su trabajo consolidando líneas de investigación en farmacología, biología celular y molecular, química medicinal, genética, neuroquímica, histología e ingeniería tisular, neurofisiología e ingeniería biomédica.

Avances para detectar de manera temprana enfermedades neurodegenerativas, para tratar patologías de la trompa uterina, en la creación de fármacos que ataquen enfermedades complejas con solo un medicamento, o la creación de un innovador casco quirúrgico de realidad aumentada para cirugías, son sólo algunas de las vanguardistas investigaciones que lideran integrantes del programa Centro de Investigaciones Biomédicas y Aplicadas (CIBAP).

La unidad, dependiente de la Escuela de Medicina, fue creada en julio del 2015, dando respuesta a la solicitud de un grupo de académicos de la Escuela respecto de contar con organización y espacio para el desarrollo de actividades de investigación.

 

Actualmente Cibap acoge a académicos con distinta formación: médicos, bioquímicos, biólogos, kinesiólogos, matrones, químicos y biotecnólogos con formación nacional e internacional, quienes además de labores de investigación realizan docencia básica y preclínica para la Escuela de Medicina y la Facultad de Ciencias Médicas.

Según explica su director, el profesor asociado de Histología en la Escuela de Medicina y Dr. Carlos Godoy Guzmán, el objetivo del centro es generar investigación de excelencia en áreas de interés nacional e internacional en el campo de la biomedicina.

 

En tanto, sobre su creación y avances, el Doctor “cum laude” en ingeniería tisular por la Universidad de Granada de España, comenta que “existía investigación muy incipiente en un departamento abocado a docencia básica y preclínica”. En esa línea, enfatiza que “hoy, gracias a esfuerzos institucionales, se está haciendo transición en un área que desarrolla labores de investigación, produce conocimiento, y en ese afán se pone en el concierto de universidades prestigiosas en el área, publicando en revistas de alto impacto y atendiendo a inquietudes médico-sociales que demuestra que el trabajo que se está desarrollando es de buena calidad”, puntualiza.

 

Avances del Programa

 

Las líneas de investigación del centro incluyen áreas tales como farmacología, biología celular y molecular, química medicinal, genética, neuroquímica, histología e ingeniería tisular, neurofisiología e ingeniería biomédica.

Sus esfuerzos han llevado a los científicos a publicar trabajos en revistas de renombre internacional del primer cuartil dentro de sus respectivas disciplinas, entre las que destacan Pharmacological Research, Plos One, Oncotarget, Journal of anatomy; Behavioral Brain Research, Frontiers in Pharmacology, Journal of Biomolecular Structure and Dynamics, entre otras.

De manera específica, los trabajos en que actualmente avanza la unidad son el diseño racional y desarrollo de fármacos antidepresivos desde un abordaje polifarmacológico; programing prenatal y sus efectos sobre la conducta y el sistema nervioso central; alteraciones moleculares y celulares en la comunicación neuronal que pueden estar presentes en las enfermedades del neurodesarrollo; las bases moleculares de enfermedades genéticas con el modelo de Drosophila; o neurogénesis estudiando en particular vías de señalización involucradas en la formación de la corteza cerebral durante la formación del cerebro.

 

Además, estudian alteraciones en la conducta y sistema nervioso central producido por drogas psicoestimulantes y posibles tratamientos; búsqueda, aislamiento y caracterización de las propiedades medicinales de compuestos presentes en plantas y propóleos como posibles nuevas drogas antioxidantes y antiinflamatorias; el desarrollo de aplicaciones y equipos médicos que aumenten la seguridad del paciente, disminuyan los costos en salud aplicando métodos, herramientas desde la ingeniería hacia la medicina; y caracterización y aislamiento de células madres en la trompa uterina humana para la aplicación en protocolos de ingeniería tisular.

 

En tanto, actualmente con apoyo de la Facultad de Ciencias Médicas, están trabajando en mejorar sus instalaciones y ampliar espacios, con el fin de poder acoger a un mayor número de estudiantes y aumentar la productividad científica. En una segunda etapa buscarán construir un segundo piso para doblar la planta útil para labores de investigación.

Autor: 
Soledad Fuentes Mansilla
Fotografía: 
Hugo Salas